Adicciones

Adicciones

Las adicciones son tanto enfermedades físicas como trastornos psicológicos que someten a quién las padece a la esclavitud de una sustancia, una conducta o una respuesta física o psicológica del organismo. Afectan al comportamiento y perjudican física, psíquica y socialmente al afectado y a sus más allegados.

Su origen es multifactorial, se han encontrado causas genéticas, biológicas, psicológicas y sociales, por lo que nadie queda exento de la posibilidad de sufrir este mal. Entre los síntomas principales de la adicción destacan la falta de control y la persistencia en la conducta adictiva a pesar del daño que origina; el deterioro en la calidad de vida de la persona y el autoengaño para no reconocer la pérdida de control ni relacionar la adicción con las consecuencias negativas que provoca. Tras la toma de conciencia de la enfermedad, la ansiedad y la frustración suelen agravar el problema.

Las adicciones son muy resistentes a la extinción, los tratamientos suelen ser de larga duración y las recaídas muy frecuentes. Las intervenciones más efectivas son las que abordan el problema desde sus tres ángulos: biológico, psicológico y social.